“Morena”, un color de piel, un recuerdo y una identidad


De mi abuela recuerdo muchas cosas: el aroma de su casa a cigarro mezclado con perfume de señora mayor, su risa que contagiaba a quien la oyera, la deliciosísima sopa de fideos que cocinaba cada domingo que la visitábamos… pero sobre todo, hay una cosa que siempre llevaré conmigo, su voz llamándome “morena de fuego”.

Era cuando yo le daba un abrazo o un beso que, después de apretarme los cachetes con sus agrietadas palmas por tanto lavar a mano y cantarme uno que otro verso de la canción norteña “Tan bonita”, que de su boca salía un “¡Ay, mi morenaza!”


Para quienes no me conozcan, mi nombre es Karla Tamay, soy estudiante de Comunicación y Medios Digitales. Tengo 21 años y aspiro a convertirme en periodista.

Hace menos de un mes terminé uno de los proyectos en los que más he creído, pero que no sé en qué momento dejé de creer. Su nombre era Cactus del Norte, y aunque era un proyecto al que le tenía cariño, por diversos factores, ya no funcionaba con la persona que soy.

Los pasados 28 días han sido de reflexión, de retrospección y de cuestionarme qué es lo que busco ofrecer… y llegué a la conclusión de que siempre voy a ser la misma “morena de fuego”.

Este, más que un proyecto, es una forma de mostrar quién soy. A través de opiniones, de “trabajos especiales” que he realizado (en especial con mi mejor amiga, Briana Torrez) y de recomendaciones. Es una forma de explorar los diferentes formatos en los que me puedo desenvolver y los contenidos que pueden llegar a gustar.

Tal vez no sea ni el mejor proyecto ni el más serio o de gran calidad, pero sí es sincero y trasparente. Bienvenidos a “Morena de fuego”.

Mi instagram – @morenazafuego

Hace dos años que entré a estudiar comunicación y como primera inversión de la carrera, compré una cámara Canon Rebel T6. En un principio el uso que le daba era meramente académico, pero gracias al gran interés que tiene mi mejor amiga, @lunatorrezz, en la fotografía, comencé a querer practicar y educarme sobre el tema.

Sin embargo, no fue hasta diciembre del año pasado que, debido a las publicaciones que hacíamos en Cactus del Norte, comencé a practicar un poco más.

En mi instagram podrás encontrar algunas de las pocas fotografías que he realizado a lo largo de estos meses. No tengo ningún discurso fotográfico aún, solo soy yo congelando situaciones que considero interesantes.

Escrito por

Estudiante de 21 años de la Lic. en Comunicación y Medios Digitales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s