Los signos en tiempos de amor

En nuestro día a día, en todos los ámbitos, encontramos y leemos miles de signos. Algunos expresan explícitamente alguna idea o situación, tal como lo hace un automóvil comunicando el estatus social de su propietario, ejemplo que muy bien explica Umberto Eco. Sin embargo encuentro extraordinario, en específico, un ámbito en el que los signos no son tan explícitos como quisiéramos y que el ser humano siempre trata de interpretarlos a su beneficio: el amor.

Un mensaje, un abrazo, una mirada, una canción y miles de “signos” más cambian radicalmente su sentido cuando quien los ve se encuentra enamorado. 

El mensaje que podría significar un simple saludo cordial entre dos personas que se conocen, de pronto se convierte en un interés de una persona hacia la otra.. varios mensajes durante el día pasan de ser una conversación a una presencia de alguien en la vida del enamorado. 

El abrazo que muchas veces es sinónimo de compañerismo, ahora es sinónimo de protección. Los brazos de una persona son escudos para otra y recuerdan que no hay lugar más seguro para ambos que ese mismo abrazo.

La mirada, que es una acción de lo más natural e instintiva del ser humano, es de repente un análisis, una admiración y acompañado de un suspiro, hasta un gesto de gratitud.

La canción que quizá una persona sin un amor escucha en su día a día, no tiene en absoluto el mismo impacto en quien ve a través de las gafas del enamoramiento. La melodía, la letra y el ritmo, se convierten en un recuerdo instantáneo de momentos y sentimientos.

Pero como mencioné anteriormente, los seres humanos vemos lo que queremos ver… lo que nos conviene. Porque para el que no es correspondido, todos estos significados y sentidos solo están en su cabeza y no hay otra que los comparta. En el amor, los signos no son siempre la misma realidad para dos personas, y cuando los signos carecen de una comunicación directa, llevan a otra realidad al pobre enamorado.

El mensaje que antes era interés, puede ya no existir. El abrazo que antes era protección, es ahora una despedida. El suspiro que acompañaba a la mirada, es sustituido por una lágrima y la canción que antes ilusionaba, hoy solo recuerda que lo que fue ya no es.

Escrito por

Estudiante de 21 años de la Lic. en Comunicación y Medios Digitales.

Un comentario sobre “Los signos en tiempos de amor

  1. Te entiendo es horrible esperar algo de alguien que amaste cuando se ha transformado en nada por egoísmo por conveniencia o porque simplemente decidieron irse que es válido pero que nos dejan con el corazón destrozado añorando momentos que no volverán

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s